Marketing Relacional: ventajas y ejemplos de esta estrategia

¿Estás buscando una estrategia que mejores los resultados de tu empresa? Quizás el Marketing Relacional te pueda ayudar bastante.

Hoy vas a conocer qué es, en qué consiste y cómo aplicarla a las acciones que estés realizando ahora mismo. Porque es capaz de adaptarse a tu estrategia actual.

Al igual que en la vida real, es importante tener en cuenta lo importante que es mantener una buena relación con tus clientes (y con las personas en general).

Conseguir ser escuchado y contar con una persona que se preocupe por tus necesidades son algunos de los criterios que deben considerarse.

Usar de manera efectiva el Marketing Relacional pasa por preocuparte por las necesidades de tus clientes. Interésate por lo que les preocupa y dales una solución.

Si lo haces, serás su opción preferente.

¿Todavía no sabes qué es el marketing relacional y cómo puede ayudarte con tu modelo de negocio?

Te desvelo las claves sobre este tipo de marketing en este artículo. Así que toma nota:

¿Qué es Marketing Relacional?

Podemos definir el marketing relacional como un conjunto de estrategias, tácticas y acciones de marketing que se emplean para incentivar la comunicación con el cliente.

Su objetivo es el de orientarlo a través de la compra para conseguir fidelizarlo durante todo el ciclo de vida.

Será más sencillo pedirle algo a una persona si has establecido una buena relación con ella. Así habrás creado una relación de confianza.

En el caso contrario, si intentas pedir algo a alguien que no sabe quién eres o no tiene ningún tipo de contacto contigo, lo más probable es que no consigas tu objetivo.

Es aquí en donde realmente entra en juego la importancia del marketing relacional: este conjunto de técnicas se lo pone fácil a las marcas para que puedan conocer a sus clientes potenciales y desarrollar la relación que necesitas.

¿En qué se diferencian el marketing tradicional y el relacional

El principal punto que encontramos donde ambas estrategias divergen es en que este primero estaría más centrado en el producto y en el hecho de conseguir el cliente.

El Marketing Relacional en cambio se centra más en el cliente y en crear una relación sólida con el mismo.

Prefiere lo sostenible en el tiempo a lo inmediato pero efímero.

¿Para qué sirve el Marketing Relacional?

El objetivo principal del marketing relacional es la creación de una relación duradera y de confianza entre el cliente y la marca.

Se basa en el principio de conocer, interés y confianza.

A través del mismo será posible conocer la evolución de la relación con el cliente dentro de un contexto específico.

Cuando un cliente quiere realizar una compra determinada, atraviesa estas 3 fases:

¿Para qué sirve el Marketing Relacional?

✅ Conocimiento de la marca.

✅ Manifestación de interés en el producto o servicio que se ofrece.

✅ Confía en la marca y se decide a completar la compra.

Aunque este proceso se ha definido en 3 claros pasos, lo cierto es que no son inmediatos.

La evolución por la que pasa el marketing relacional llevará un tiempo.

Además, necesitarás que la marca trabaje en una sólida estrategia que le ayude a crear una relación realmente significativa para el cliente.

El marketing relacional se centra en un enfoque más humano.

➡️ Tu cliente ya no compra un producto o contrata un servicio. Ahora se dedica a comprar los valores de la empresa, la marca y su historia ⬅️

¿Cuáles son los beneficios de usar el marketing relacional?

Ya sabes qué es el marketing relacional y sus utilidades.

Ahora en las siguientes líneas tienes algunas de sus ventajas más importantes:

1. Te ayuda a empatizar con tu cliente

¿Cuáles son los beneficios de usar el marketing relacional?

Al construir y perfilar la relación con tus clientes, los conocerás mucho mejor y podrás empatizar de una forma más sencilla con ellos.

Esto te sirve para conocer sus necesidades y saber qué es realmente lo que puedes ofrecerle.

Gracias a esto también sabrás:

  • Cuáles son las acciones que debes tener en cuenta para satisfacer las necesidades del cliente.
  • Cuáles son sus situaciones preferidas.
  • Cuáles son las estrategias más efectivas para persuadirlos de que terminen completando la compra.

2. Puedes conseguir más clientes recurrentes

Vas a construir relaciones más sólidas, unido a la experiencia que estás ganando sobre los mismos y el conocimiento sobre lo que de verdad necesitan.

Esto desemboca en que lograrás que se incremente la confianza en la marca por parte de cada cliente.

Escucha»Cómo atraer clientes a tu negocio con el marketing de contenidos» en Spreaker.
Esta confianza hará que los fidelices, convirtiéndose desde ese momento en clientes recurrentes.

Siempre que necesiten un producto o servicio cómo los que ofrezcas, lo primero que se les pasará por su mente es que tu marca está ahí, preparada para proporcionárselos.

3. Mejor filtro de cuáles son tus mejores clientes

Al crear esas relaciones tan cercanas con cada cliente también tendrás más información sobre cuáles de ellos son clientes recurrentes y cuáles ocasionales.

✅ Por un lado, el marketing relacional te ayuda a reducir gastos, ya que podrás utilizar la campaña más adecuada según tus objetivos.

Por ejemplo, puedes iniciar una estrategia de marketing relacional para captar clientes indecisos o lanzar ofertas para clientes ya consolidados.

✅ También sabrás cuáles son las acciones más efectivas a tomar para incrementar el interés por parte de los clientes inactivos o indecisos.

4. Conocerás tu margen de mejora

Otra de las principales ventajas del marketing relacional es que te ayuda a tener una interesante infraestructura que se retroalimenta.

Esta retroalimentación, entre otras cosas, te servirá para averiguar de qué manera puedes mejorar tus producto o servicios, prestando atención a aquello que de verdad es importante.

5. Es el complemento ideal para tipos de marketing

Además, las estrategias de marketing relacional se pueden complementar a la perfección con otros tipos de estrategias de venta y publicidad, como es el caso del marketing de referencias.

Aquellos clientes fidelizados son más susceptibles de recomendar tus productos o servicios a un amigo, familiar o en los medios sociales.

Así que no solo serán fans de la marca, sino que también hablarán bien de la misma.

¿Cómo aplicar el Marketing Relacional a tu estrategia digital? (tutorial paso a paso)

Para aplicar de forma adecuada la estrategia de marketing relacional existen pasos o etapas que debes tener en cuenta.

Aplícalas dependiendo de las necesidades de tu empresa, del tipo de producto o servicio que vendas.

1) Recopila información

El primer paso consiste en conseguir leads de calidad.

Es importante que nos reporten información sobre los tipos de clientes con los que podemos interactuar.

Toda esta información debe ir a parar a una base de datos y debemos contar con herramientas para poder manipularla de forma adecuada.

Gracias a la presencia de esta base de datos, puedes crear acciones que te permitan definir a tu buyer persona, para el que habremos necesitado recopilar la máxima cantidad de información posible.

Como podemos ver, esto es clave en el siguiente paso.

2) Segmentación

Antes de dar forma a las relaciones entre clientes, debes tener en cuenta que no puedes tratar a todos tus clientes de la misma forma.

☝🏻 UN EJEMPLO DE MARKETING RELACIONAL:

No te comportarías de la misma manera cuando vas a la oficina a trabajar que cuando hablas con tus amigos en la barra de un bar, ¿verdad?

Este mismo concepto lo debes extrapolar a tu estrategia de marketing relacional. Cada cliente será diferente y será clave que sepas segmentar cada público para determinar la mejor manera de orientarse a los mismos.

Solo así podrás conseguir los objetivos que te has planteado.

3) Adaptación de los mensajes

Una vez que hayas hecho una buena segmentación, es el momento de que empieces a trabajar en la adaptación de los mensajes, orientados a cada grupo.

En este punto es imprescindible definir los canales que se vayan a usar para cada parte de la población.

También ten en cuenta otros criterios, como la forma de comunicarte, el tono a usar, las acciones más adecuadas, el tipo de mensaje, etc.

4) Interacción

Esta es la fase en la que debes poner en marcha tu estrategia, en la que ya te relacionas con el usuario.

Ponemos la base para empezar a crear esos vínculos que, siempre y cuando demos con la estrategia adecuada, deben ir haciéndose más fuertes.

Para poder alcanzar la etapa de interacción será crucial que hayas trabajado de forma correcta en las fases anteriores.

Tan solo puedes tener ese trato de tú a tú con el cliente en el caso de que los conozcas bien y hayas encontrado la mejor forma de dirigirte a ellos.

Descubre más tipos de estrategias con las que triunfar con tu negocio

➡️ En esta Mega Guía de MARKETING DIGITAL tienes toda la información ⬅️

Ejemplos de Marketing Relacional: ¿es rentable esta estrategia?

Ahora que ya conocemos el concepto en profundidad, vamos a ver algunos ejemplos de marketing relacional.

Así vas a poder ciscernir si te será rentable:

→ Programas de fidelidad:

Son el ejemplo más representativo de este tipo de marketing.

Se basan en la creación de una relación duradera en el tiempo que consiste en el uso de descuentos y cupones con un programa de puntos canjeables.

Dependiendo de lo que se necesite, estos programas pueden funcionar de forma online u offline.

Monitorización en medios sociales:

Otro de los mejores ejemplos de marketing relacional lo encontramos en controlar con detalle las redes sociales.

Si estamos atentos sobre lo que se dice de nuestra marca en las redes sociales estaremos dando un buen primer paso para gestionar nuestros perfiles.

Podemos anticiparnos a las crisis, crear debates y, por supuesto, recopilar mucha información.

Personalización de los productos/servicios:

Gracias a estas acciones das la oportunidad de que tus clientes puedan ir un paso por allá.

No tendrán que adaptarse a lo que les ofrece el mercado, sino que ellos podrán satisfacer sus necesidades particulares.

Además, recibirás información muy interesante sobre lo que busca tu cliente, sobre sus necesidades y sobre la forma en la que tu producto o servicio se las resuelve.

Ya conoces todas las claves del Marketing Relacional ¡Ahora aplícalo en tu estrategia!

Ahora que ya sabes lo importante que es el marketing relacional.

Es el momento de empezar a trabajar la próxima estrategia publicitaria de marca.

¿Te atreves con ella?

Cuéntame si te ha dado resultado justo aquí debajo en los comentarios 👇

¿Te ha gustado este contenido?

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.