Conocer qué es el Networking y descubrir cuáles son las mejores técnicas de comunicación con otros profesionales de tu mismo sector podrían ser la llave para alcanzar el éxito deseado como emprendedor.

Y es que, desarrollar habilidades en el ámbito del “Network Marketing” o “Social Networking”, como también se denominan, te podría acercar a otros profesionales y empresas con los que tengas intereses en común.

De esta manera, podrías crear una red de contactos profesionales de gran calidad, con los que poder colaborar y generar una relación de sinergia de tipo “win-win” que, si logras que se mantenga en el tiempo, pueden hacerte escalar tu negocio hasta cotas que nunca imaginaste.

Pero, si aún no conoces esta técnica de comunicación tan efectiva, comenzaré por darte su definición y desvelarte cuáles son sus principales objetivos:

¿Qué es el Networking?


El Networking, también llamado “Social Networking” es una práctica que consiste en generar una red de contactos profesionales de calidad, que puedan dar lugar a nuevas oportunidades de negocio, sinergias o colaboraciones entre profesionales de un mismo sector o complementarios.

Esta práctica suele estar asociada al mundo del emprendimiento y a los negocios en Internet, en el que son partícipes profesionales freelance y emprendedores pertenecientes a Start-Ups en plena fase de crecimiento.

Desde el punto de vista etimológico, el término “Networking” está compuesto por:

  • Net (red)
  • Working (trabajando)

Pero, ¿para qué sirve el Networking exactamente?


Teniendo en cuenta que ya sabemos qué es el Networking, en la práctica podemos decir que practicarlo nos puede ser de utilidad para diferentes aspectos de nuestra actividad laboral:

► Crear una red de contactos de calidad

Favorece la creación de una base de datos profesional con la que intercambiar información relacionada con nuestro sector, ya que con todos y cada una de estas personas te unirá el interés por temas afines.

Más tarde o más temprano, es posible que necesites echar mano de un especialista en otra área que pudiera ofrecerte un servicio concreto, para impulsar alguno de tus proyectos.

► Satisfacer tus necesidades laborales

Además, a la vez que compartimos nuestro punto de vista sobre aspectos extrovertidos de nuestro nicho comercial o profesional, podemos dar solución a aquella faceta laboral que buscamos, como puede ser:

  • Encontrar un trabajo acorde con tus habilidades y formación académica.
  • Conocer “Headhunters” o reclutadores de las empresas para las que quieras trabajar.
  • Dar a conocer tu idea de negocio a posibles “Business Angels” a los que les apetezca invertir en él.
  • Asociarte con otros profesionales con la misma filosofía e inquietudes que tú.
  • Conocer profesionales a los que poder subcontratar ciertas tareas o servicios de tu negocio.

► Potenciar tu Marca Personal

Los eventos y actos donde poder hacer Networking son también una estupenda oportunidad para incrementar tu visibilidad como profesional especialista en un área concreta de tu sector.

Acudiendo a este tipo de quedadas y estableciendo relaciones y conversaciones con otros profesionales, podrás darte a conocer y que, por qué no, en un futuro puedan verte como referente en ese área concreta.

» También te interesará leer:

Una vez repasados la definición de Networking y sus utilidades principales, te quiero acercar un poco más a este “arte” de generar contactos.

Y lo haré de la mano de Marisol García, una auténtica especialista en comunicación 2.0 y estrategias de Negocios Online.

Ella ha elaborado esta entretenida guía, donde te explicará todo lo que necesitas saber a la hora de presentarte a uno de estos eventos que, a buen seguro, se celebran cada mes muy cerca de ti.

"Mega Guía" del Networking: ¿Cómo crear una red de contactos de calidad?

“Mega Guía” del Networking: ¿Cómo crear una red de contactos de calidad?


Cualquier empresa que tenga entre sus objetivos darse a conocer o crecer en número de clientes, proveedores o colaboradores, se debería marcar en su agenda la asistencia a diferentes actos, en donde conocer a otros empresarios.

A este acto en el mundo empresarial se le llama hacer Networking.

Y esta es la forma más tradicional de entablar relaciones en los negocios, porque hoy en día, y gracias al social media, el mundo digital también te permite conocer gente por Internet y hacer relaciones de manera virtual.

Sin embargo, en este post voy a extenderme y reflexionar en cómo afrontar las relaciones de negocio en el mundo físico.

Porque al final, ésta es una forma muy habitual de entablar relaciones en el ámbito laboral y siempre es una manera de relacionarse que resulta muy útil para los empresarios.

Pero, aunque se haya practicado durante toda la vida, de un tiempo a esta parte, habiendo asistido a muchos de estos eventos, me asalta la siguiente duda:

¿Se afrontan bien los actos de Networking?

El Networking no es tan solo intentar conocer a empresarios o emprendedores nuevos, si no también mantener el contacto con aquellos que si no fuera en eventos no verías o no tendrías la oportunidad de continuar la relación y reencontrarte con ellos.

Así que cuando te plantees esta estrategia de relación social no sólo busques ampliar la lista de tus contactos sino también de mantenerlos.

¿Cómo construir una red de contactos profesionales de calidad y mantenerlos a largo plazo?


Acudir a este tipo de eventos y exponer entre los contactos que ya conoces o, incluso, a los nuevos empresarios una nueva línea de productos que has sacado o explicar la ampliación de un servicio y recoger el feedback de sus opiniones puede serte muy útil como promoción.

O para simplemente acabar de dar forma a la idea del producto que quieres lanzar. Y es que realizar un Social Networking en eventos te puede ayudar a conocer personas que puedan ayudar y aportar un “plus” a tu proyecto, ya sea en ideas o económicamente.

Por tanto y, dada su gran utilidad, acudir a un acontecimiento que te puede dar la oportunidad de conocer a nuevos empresarios o de encontrarte con otros profesionales. No es baladí y no hay que presentarse en el acto sin más y sin tener una previa preparación de a quién te vas a encontrar o cómo va a ir.

O lo que es peor, presentarte en el acto sólo con tu tarjetero y tus estupendas tarjetas de presentación y repartirlas sin ton ni son, “porque lo importante es que todo el mundo tenga tu tarjeta, ¿no?” 

Pues discúlpame, pero para mí éste es un gran error, así como el de de soltarles a todos cuál es tu trayectoria e historia personal y pretender hacer negocios con ellos.

¿De verdad crees que entregar tu tarjeta a todos los presentes en el acontecimiento sirve de algo?

Hace justo una semana me encontré con esta misma situación. Asistí a un evento que una asociación de jóvenes empresarios había organizado. Nos presentaban a dos empresas de la zona:

  • Una joven elaboradora de cerveza artesana.
  • Otra de catering con propuestas muy innovadoras en platos y presentaciones.

Y con esta “excusa”, nos convocaban para conocerlas y además después tener la oportunidad de charlar en un jardín con todas las empresas que habían ido.

La primera empresa que me ofreció su tarjeta, no me interesó en absoluto.

Estábamos un grupo de jóvenes empresarios hablando y, de pronto, apareció uno de ellos, llamó la atención a los que hablaban en pareja y en corrillo explicó quién era, cuál era su empresa, a qué se dedicaba, etc.

Acto seguido, repartió su flamante tarjeta entre todos los que formábamos el corrillo y le estábamos escuchando. Para mí esto es un error.

Por supuesto, está bien acercarse a un grupo e intentar entrar en él y conocer a los que lo componen. Pero creo que lo interesante es conocer los proyectos personalmente y, posteriormente, dar a conocer tu negocio de forma algo más personal.

Seguramente, si el chico que irrumpió en el grupo y se presentó ante todos, hubiera hablado conmigo personalmente, se habría dado cuenta que yo no soy, ni de lejos, su target y que seguro que nunca consumiré su producto.

Por tanto, ¿de qué le sirvió desperdiciar su tarjeta dándomela en el corrillo?

Para mi entender, lo ideal es conocer primero a las personas, el tipo de empresas y luego haber un intercambio de tarjetas (y el intercambio es importante) para poder hacer un seguimiento de ese nuevo contacto que has realizado.

Porque esto es lo que verdaderamente importa.

Tú entregas una tarjeta, realizas un contacto y tienes otra tarjeta para hacer el seguimiento de esa persona. Y si hace falta, tomas apuntes en el reverso de la tarjeta con las observaciones más interesantes.

Y una vez acudes a tu oficina y haces balance del acto, ordenas tus tarjetas por interés, por seguimiento, por tipo de empresa, etc.

En definitiva, como tú te organices mejor y empiezas a seguir a esa persona o bien en su cuenta de LinkedIn o bien en cualquier otra red social.

Justamente aquí es donde empieza tu relación con ese empresario que por cualquier motivo has creído que es interesante para generar nuevas oportunidades.

¡Estas son las claves para hacer Networking con éxito!

 ¿Cómo preparar un evento de Networking antes de su celebración?

 ¿Cómo preparar un evento de Networking antes de su celebración?


Para prepararse para un acto y conseguir resultados en estos acontecimientos, hay que realizar un trabajo previo a la actividad a la que se va a asistir, realizar una buena acción durante la actividad y trabajar el acto después.

1) Identifica quiénes serán los asistentes

Puede que acudas a una conferencia, a un congreso, a una presentación o simplemente a un acto de Networking Social algo más informal.

En cualquiera de los casos, es interesante que previamente sepas con concreción cómo va a ir el acto y qué temas se van a tratar, con la intención de identificar al tipo de profesionales o emprendedores que va a congregar.

Una vez sepas de qué se va a hablar, identifica quiénes serán los actores principales y cuáles serán son los ponentes que van a participar en el evento y si te va a interesar dirigirte a ellos para conocerlos.

Y, en la medida de lo posible, pide a la organización si puedes conocer las empresas que van a ir al acto, para comprobar si va a ver alguna empresa o empresario en concreto al que vas a querer presentarte.

2) Marca y define tus objetivos

Una vez sabes a quién te vas a encontrar, plantéate qué objetivos quieres cumplir asistiendo:

  • ¿Vas a presentar tu nueva línea de producto?
  • ¿Un nuevo servicio que vas a poner en funcionamiento para la nueva temporada?
  • ¿O simplemente este acto te va a dar la oportunidad de conocer a ese “headhunter” o un “Business Angel” que pueda ayudarte en la financiación de tu idea de negocio?

Todo esto, si es necesario, apúntalo, ya que con la tensión o los nervios del momento, es posible que se te vayan olvidando por el camino alguno de estos objetivos.

3) Estudia tu “Elevator Pitch”

Justo al hilo del punto anterior, será enriquecedor que a la vez tú también te plantees qué es lo que vas a proporcionar a estas persona. En otras palabras: ¿qué les vas a ofrecer que les parezca de valor?

Es el momento para entrenar, crear de nuevo o replantearte tu elevator pitch:

¿Cómo te vas a presentar ante estas personas? ¿Qué detalles vas a explicar sobre tu empresa?

¿Vas a esgrimir los mismos argumentos ante todos los asistentes? O, ¿precisamente a ese Business Angel que quieres conocer te vas a presentar de otra manera?

Es importante que partas de un argumento de presentación de tu negocio claro, para que luego lo vayas variando y adaptando. Recuerda que tu “Elevator pitch” o presentación, debe ser clara, concisa y que despierte el interés de tu interlocutor.

Por tanto, éste debe dejar claro qué haces y qué beneficios proporcionas a la sociedad. Con brevedad y no  te enrolles demasiado o te “vayas por las ramas”.

Lo importante no es hablar de uno mismo, sino de lo que aportas al que te escucha.

Tu argumento debería ser algo parecido a:

“Soy A (profesión/acción que realizas) y hago Y para ayudar a Z a obtener X beneficios”

En mi caso, sería algo así como:

“Soy Marisol de “Marisol Comunicación”, Consultora  y asesoro a autónomos y pequeños empresarios a establecer estrategias de marketing y comunicación digital para hacer crecer su negocio”

4) Cuenta tus tarjetas

Así a priori, puede parecerte demasiado, pero saber cuántas tarjetas llevas te dará una idea de cuántas has distribuido y acabarás redondeando la estrategia si sabes a quién se la has entregado.

Con esto, lo que quieres cuantificar es si realmente asistir a este acto ha tenido un rendimiento o no. Por qué tampoco estamos para perder el tiempo yendo a eventos que no nos aporta nada, ¿verdad?

Así que, conforme a las personas que ya te has planteado dirigirte, porque sabes de antemano que van a asistir, y las que puede que conozcas y no habías previsto, cuantifica las tarjetas que vas a distribuir.

Haz un seguimiento de a quién se las has entregado y, de esta forma, sabrás si los objetivos que te habías planteado se han cumplido.

 ¿Cómo hacer Networking una vez estás en el evento?


Llegó el momento de la verdad. Entramos en el auditorio o sala de celebración y comienza el momento donde, de manera estratégica y paulatina, deberás ir poniendo en práctica algunos de los trucos anteriormente mencionados:

1) Busca a los organizadores del acto

Darte a conocer ante los organizadores del evento es interesante, para que así te puedan poner en contacto con aquellos profesionales que quieres conocer.

Si la presentación se produce por parte de un organizador, es mucho más efectivo que si te presentas por ti mismo, ya que de esta última forma, será mucho más fría e incómoda.

2) Haz pequeñas observaciones en las tarjetas

Como ya he comentado en puntos anteriores, es interesante que hagas observaciones en el reverso de la tarjeta que te han entregado.

Las observaciones pueden ser, por ejemplo, el mencionar algún elemento que te ayude a identificar la tarjeta con esa persona para luego acordarte de quién te la dio.

Si habéis quedado en algo concreto (llamaros, enviar un email, etc.) o cualquier otra indicación a recordar una vez pasado el momento del “speech”.

O, si por el contrario, va a renovar en la próxima temporada alguna característica de su negocio en la que tú podrías intervenir y, por tanto, querrías hacer un seguimiento para coordinar una posible sinergia entre ambos.

¿Qué acciones llevar a cabo una vez ha acabado el evento?


¿Has puesto en práctica todos mis consejos? Tanto si la respuesta es que sí como si te ha quedado alguna tarea por hacer, debes saber que tras el momento de Networking, también tienes trabajo por hacer:

1) Completa las observaciones en las tarjetas

Aprovecha la tranquilidad que te da la finalización del evento para acabar de completar las notas que no te ha dado tiempo a apuntar mientras estabas inmerso en la conversación.

2) Investiga en las redes sociales

Una vez estás ya en tu oficina y con tranquilidad, es el momento de investigar en sus cuentas de redes sociales quiénes son las personas que has conocido y comenzar a seguirles en todas ellas.

Esta sea quizás una de las ventajas de las redes sociales, donde a través de estos canales será donde mejor vas a poder continuar con esta relación y poder así realizar un seguimiento exhaustivo.

✔️CHECKLIST: ¿Ha sido efectivo tu Networking? Analiza el impacto de tu Marca Personal


Asistir a este tipo de actos irá muy bien para reforzar tu profesionalidad y tu marca personal. Darás voz a tu trabajo y a como tú (como individuo) enfocas ese trabajo.

Así, y a modo de resumen, éste podría ser el ckecklist que no debes olvidar a la hora de presentarte en un evento de características profesionales/laborales:

1️⃣ Este tipo de encuentros te permitirán trabajar tu Branding Personal porque darás visibilidad a tu propia profesionalidad, explicando lo que haces y cómo lo haces.

2️⃣ A través de tu presentación, con tu “Elevator Pitch” bien elaborado y personalizado, demostrarás los beneficios que ofreces y por tanto estarás revelando tus fortalezas.

3️⃣ Te permitirá comunicar tu forma de trabajar y en qué productos o servicios estás trabajando. Los actos de Networking son un excelente altavoz de aquellas ideas que estás poniendo en práctica.

4️⃣ El contacto de tú a tú es mucho más personal que en el mundo digital. Conocer en persona al profesional que has seguido en las redes sociales o has leído sus posts crea un “plus”.

5️⃣ Es un buen momento para reforzar la seguridad que expresas en el mundo on line. En otras palabras, demostrar que eres un buen profesional y que trabajas de forma seria.

BONUS: 4 Libros sobre Networking y Relaciones profesionales


Te doy los títulos de algunos libros que te ayudarán a profundizar en algunas de las ideas que te he expuesto:

► “Nunca comas solo“: sus autores son Keith Ferrazzi y Tahl Raz. Éste es un libro en el que descubrirás cómo las relaciones y el servicio a los demás puede llevarte a tu propio éxito.

Una delicia de obra, donde te enseña que el secreto para crecer profesional y personalmente es lograr acercarse a las personas con empatía y saber optimizar tu red de contactos.

► “Networking estratégico“, de Judy Robinett, que te sugiere un Networking más selectivo, dándole importancia sólo a aquellas relaciones que estratégicamente te van a dar un beneficio.

► “El éxito en seis cafés“, de Pino Bethencourt. Un libro del que puedes extraer muchas ideas sobre cómo construir relaciones de confianza y practicar el networking efectivo.

De hecho, en el libro, Pino te proporciona una tabla de recursos para generar valor con tus vínculos y ofrece una serie de técnicas ofrecer valor a las personas que te rodean.

► “Marca eres tú“, una obra de Eva Collado y que va ya por la 3ª edición, lo cual es fiel reflejo del éxito que ha cosechado en el tiempo que lleva publicado.

En este caso, aprenderás a utilizar tu propia Marca Personal para mejorar tu futuro profesional, explicado por una de las mejores especialistas de nuestro país.

Sin duda, una obra imprescindible, que te ayudará a conocer cuál es la huella que puedes dejar a los demás cuando asistas a alguno de estos eventos profesionales que hemos tratado en este artículo.

Conclusión

Espero que con la lectura de este artículo puedas añadir ideas a los próximos actos a los que asistas, porque participar de eventos de Networking o “Social Networking” es muy beneficioso para cualquier emprendedor o profesional de cualquier nicho o sector.

Como has podido comprobar, no sólo consiste en asistir a un acto y repartir tus tarjetas, y mucho menos repartirlas a todo el que te saluda. Primero cerciórate de que ese empresario entra dentro de tu target, si le va a interesar lo que ofreces y, entonces sí, entrégale tu tarjeta ayudándote de una llamada a la acción.

Algunos ejemplos pueden ser un “llámame en unas semanas y volvemos a hablar” o “envíame un email y quedamos”, “te llamo pasadas las vacaciones” y tantas otras acciones que podéis concretar.

Lo interesante del Networking es fijar una acción posterior, para que este acto no se quede en una mera presentación e intercambio de impresiones.

Así que en tus próximos actos, ¡sácale el máximo provecho y planifica bien tu asistencia!

¿Sabes ya qué hacer para planificar tus eventos y cómo hacer un Networking estratégico y efectivo?

Imágenes principales (Isometric people) cortesía de Shutterstock.

Déjanos un comentario, contándonos tu experiencia y si añadirías algún truco más, adicional a los que hoy te hemos mencionado.

¿Te ha sido útil este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Autor/a: 

Me dedico a asesorar a autónomos y Pymes a implementar y mejorar su estrategia de Marketing Digital, comunicación y Branding, para poner sus negocios en marcha desde el inicio o conseguir maximizar sus beneficios a los ya establecidos.

    ▷Búscame en las redes sociales:
  • googleplus
  • linkedin
  • twitter
  • youtube

Pin It on Pinterest

Share This